Mensaje del President

Julio 2018

Un mensaje del 4 de julio

Cada mañana hago mi rutina habitual. Me levanto, me baño, me afeito, paseo al perro, tomo un café y leo el periódico, y ni una sola vez durante estos quehaceres mundanos tengo que enfrentar el temor de que toquen la puerta y rompan a mi familia. Cuando mi esposa y yo vamos al cine o hacemos compras juntos, no tememos que sentir miedo de que nos pidan espontáneamente nuestros papeles ni que volvamos a casa y descubramos que nos están quitando nuestros hijos.
 
Desafortunadamente, miles de familias que viven en Nueva York no tienen la misma tranquilidad. Muchas familias no saldrán juntas a lugares públicos debido al riesgo de deportación, lo que dejara a su familia sin nadie que las cuide. Muchas familias trabajadoras viven con miedo todos los días. Somos los Estados Unidos de América, el faro de esperanza para el mundo que durante mucho tiempo se ha conocido como el estándar de oro por el que todos los demás países se esfuerzan por lograrlo.
 
Cada vez que veo la Estatua de la Libertad, me siento orgulloso y agradecido de que mis abuelos hayan venido a este país, y trato de imaginar lo que sintieron esos millones de inmigrantes cuando la vieron por primera vez sosteniendo la antorcha de la libertad. Para mí esa es nuestra América! Los inmigrantes son nuestros vecinos y amigos, familias respetuosas de la ley que contribuyen a la estructura misma de nuestra sociedad.
 
La gran mayoría de nuestra comunidad de inmigrantes indocumentados son personas trabajadoras que sacrificaron todo lo que tenían que venir a Estados Unidos, anhelando una vida mejor para ellos y sus familias; ¿No es esa la promesa de América? ¡Esto es América, nuestra gente no debería estar viviendo con miedo! Durante más de 200 años, hemos sido la esperanza del mundo, el país fundado por los inmigrantes, enriquecido por la fusión de nuestras diferentes culturas, el lugar donde la gente de todo el mundo se esfuerza por llegar a sus costas para tener una oportunidad en el Sueño Americano.
 
Al celebrar nuestro 242 aniversario, recordemos quienes somos, un país de compasión, un país lleno de esperanza y sueños, y la oportunidad para todos los que están dispuestos a trabajar duro para llegar a la clase media y más allá.
 
Ha llegado el momento de que la retórica termine, de que la política partidista se deje de lado por el bien de nuestra nación y nuestra humanidad. Un plan integral de inmigración que sea justo para todos defiende nuestros principios estadounidenses y permite que millones de inmigrantes salgan de las sombras y salgan a la luz para tener un camino hacia la ciudadanía para ellos y sus familias. Mientras celebramos el cumpleaños de nuestro país, dejemos que el próximo capítulo de la historia estadounidense sea uno de compasión, dignidad y respeto hacia aquellos que solo quieren compartir el Sueño Americano.



Como Siempre, Y En Solidaridad,



John R. Durso



Click here to read in English


LOCAL 338 RWDSU/UFCW  •  1505 Kellum Place  •  Mineola, New York 11501
Main Office (516) 294-1338  •  Union Call Center (516) 294-1338 ext. 1775  •  Medical Call Center (516) 294-1338 ext. 1776
This site is designed to be best viewed using Internet Explorer 7 or newer.